El  Arzobispo de Valencia visita la Cruz de la Misericordia de la Real Orden de Caballeros del Puig en Alborache y celebra una misa de campaña ante una multitud de fieles

14 de Septiembre 2016

 

El Cardenal Arzobispo de Valencia Don Antonio Cañizares, visitó el pasado miércoles 14 de septiembre la Cruz de la Misericordia, erigida por la Real Orden de Caballeros de Santa María del Puig en la partida Los Fustales del Término Municipal de Alborache, y celebró una misa de campaña en el día de la Exaltación de la Santa Cruz.

 

La Cruz de la Misericordia es una estilizada estructura de hormigón de 12 m de altura y 5 de envergadura que se alza, como una oración en piedra, en el centro geográfico del Reino de Valencia cual testimonio y afirmación de Nuestro Señor Jesucristo en el Año Jubilar de la Misericordia convocado por el Papa Francisco.

 

A la eucaristía acudieron multitud de fieles de Alborache, Turis y pueblos cercanos, miembros de la Real Orden de Caballeros de Santa María de El Puig, los Alcaldes de  ambos municipios y los párrocos de Alborache, Turís, Cheste y el Vicario Comarcal. También estuvieron presentes representantes de la Soberana Orden de Malta, Orden Ecuestre del Santo Sepulcro, Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer y Centenar de la Ploma.

 

En su Homilía, el Sr. Cardenal felicitó a la Real Orden por la elevación de la Cruz de la Misericordia, pues supone una expresión manifiesta de la Exaltación de la Cruz, desde la cual Cristo nos ha redimido, representando todo el amor de Dios y permitiendo que el hombre tenga esperanza., la Cruz de la Misericordia ha de brillar para marcar el camino a los hombres.

 

La Real Orden de Caballeros de Santa María de El Puig, tiene intención de organizar todos los años una romería desde los pueblos de Alborache y Turís para exaltar la Santa Cruz y manifestar su espíritu cristiano y compromiso con la fé.